• Crisis Severity ?
    3.5
    0 Very low
    Very high 5
  • Impact ?
    3.3
    0 Very low
    Very high 5
  • Humanitarian Conditions ?
    3.8
    0 Very low
    Very high 5
  • Complexity ?
    3.2
    0 Very low
    Very high 5
  • Access Constraints ?
    4.0
    No constraints
    Extreme constraints

Key figures

  • 5,510,000 People affected [?]
  • 1,842,000 People displaced [?]
  • 4,831,000 People in Need [?]

Special Reports

21/01/2021

Resumen

03/06/2021

Entre 2015 y enero de 2021, la población migrante y refugiada venezolana en Colombia pasó de menos de 39.000 a 1,72 millones. A diciembre de 2020, más de 720.000 venezolanos legalizaron su situación en Colombia; más de un millón permanecen en situación irregular (es decir, indocumentados). Entre marzo y noviembre de 2020, más de 119.000 venezolanos regresaron a su país de origen como consecuencia de las precarias condiciones socioeconómicas generadas por la pandemia del COVID-19. Aproximadamente el 40% de los hogares venezolanos en Colombia reportaron no tener ninguna fuente de ingresos laborales, y el 60% reportó poder comer sólo dos veces al día. Para 2021, se estima que 1,64 millones de venezolanos que pretenden quedarse en Colombia necesitarán asistencia humanitaria.?

Los migrantes y refugiados venezolanos en los departamentos de Norte de Santander, Valle del Cauca y Nariño están expuestos a altos niveles de violencia por parte de grupos armados, lo que provoca desplazamientos masivos y problemas de protección. Los ataques armados, los enfrentamientos y la violencia de los grupos del crimen organizado a lo largo de la frontera entre Apure y Arauca han provocado más desplazamientos y han expuesto a las comunidades colombianas y venezolanas a una mayor inseguridad. Las personas en situación irregular están especialmente expuestas a problemas de protección relacionados con la violencia sexual y de género, el reclutamiento forzoso y el trabajo forzoso, sobre todo en las zonas fronterizas y rurales. Estas poblaciones no suelen denunciar los incidentes violentos a la policía por miedo a la deportación. Muchos refugiados y migrantes en las zonas urbanas no tienen hogar o están alojados en refugios informales y/o superpoblados. Estas instalaciones suelen carecer de un acceso adecuado a los servicios sanitarios básicos, lo que provoca la propagación de enfermedades y aumenta los riesgos de protección. La discriminación y la xenofobia hacia los refugiados y migrantes venezolanos limitan su acceso a los servicios sociales y económicos.?

En una encuesta realizada a 3.100 hogares de refugiados y migrantes venezolanos, las principales necesidades declaradas fueron el acceso a los alimentos (85% de los hogares encuestados), el refugio o el apoyo a la vivienda (68% de los hogares encuestados), y el empleo o las fuentes de ingresos (44% de los hogares encuestados). De los hogares encuestados, el 46% de los niños de 5 a 11 años y el 48% de los niños de 12 a 17 años declararon no haber tenido acceso a la educación virtual durante la pandemia de COVID-19.? 

Últimos sucesos

04/01/2022

No hay acontecimientos humanitarios recientes significativos. Nuestro equipo de análisis monitorea esta crisis.

PRIORIDADES CLAVE

16/03/2022

Salúd: En 2021, el 77% de los hogares de refugiados y migrantes venezolanos encuestados en Colombia carecían de acceso a la salud. La afiliación al sistema de salud requiere de varios documentos que la población migrante y refugiada no siempre tiene. El 26% de los hogares encuestados reportó tener al menos un miembro diagnosticado con una enfermedad crónica. De ellos, el 39% no ha podido acceder a tratamiento médico.? 

Violencia de género: En 2021, el 6% de las víctimas de explotación sexual con fines comerciales fueron mujeres migrantes venezolanas. Se han reportado 276 mujeres migrantes venezolanas que han sufrido abuso sexual, emocional o físico mientras eran atendidas en el sistema de salud colombiano. Debido a la situación socioeconómica que viven las mujeres migrantes y refugiadas, así como a la falta de protección, las mujeres venezolanas están especialmente expuestas a la violencia de pareja o a la violencia sexual.?

Seguridad alimentaria y medios de vida: En 2021, el 54% de los hogares venezolanos encuestados sufría inseguridad alimentaria, el 59% consumía dos o menos comidas al día y el 25% consumía agua de mala calidad. Alrededor del 31% de los migrantes venezolanos que querían trabajar estaban desempleados, y entre los que estaban empleados, el 94% ganaba menos del salario mínimo colombiano.?

IMPACTO DE LA COVID-19

03/06/2021

La pandemia de COVID-19 ha provocado importantes movimientos regionales de población en América Latina, tanto dentro de los países como a través de las fronteras. Muchos refugiados y migrantes venezolanos que trabajan en la economía informal en Colombia, Brasil y Perú han perdido sus medios de vida y se enfrentan a la pobreza, el desalojo, la inseguridad alimentaria y el aumento de los riesgos de protección. En 2020, el número de refugiados y migrantes venezolanos en Colombia disminuyó por primera vez desde 2015 como resultado de la pandemia. El 13 de marzo de 2020, el Gobierno colombiano anunció el cierre inmediato de todas las fronteras para limitar la propagación del COVID-19. Dos corredores humanitarios permanecieron abiertos para los retornados. A 19 de mayo de 2021, las fronteras seguían cerradas.?

El 21 de agosto de 2020, las autoridades venezolanas anunciaron el cierre del corredor humanitario de Norte de Santander, el principal corredor utilizado por los retornados. Este corredor sigue cerrado a partir de 2021. Esta compleja situación ha provocado un hacinamiento en diferentes puntos de la frontera y un elevado número de migrantes que cruzan por puntos irregulares.?

Accesda aquí para más información acerca del impacto global de la COVID-19 

ESTATUTO DE PROTECCIÓN

03/06/2021

El 8 de febrero, el presidente colombiano Iván Duque presentó el Estatuto de Protección Temporal para los Migrantes Venezolanos para la regularización de cerca de un millón de refugiados y migrantes venezolanos que viven en Colombia. El estatuto beneficia a los venezolanos con permiso de entrada y permanencia, a los solicitantes de asilo, a los titulares de un salvoconducto SC-2 que estén tramitando un visado en el Ministerio de Asuntos Exteriores y a los migrantes en situación irregular que demuestren haber estado en Colombia antes del 31 de enero de 2021. El estatuto facilitará el acceso a la asistencia sanitaria y a las oportunidades de empleo legal para los migrantes y refugiados venezolanos. El objetivo es permitir que los migrantes venezolanos en Colombia pasen de un régimen de protección temporal a un procedimiento migratorio ordinario que otorga a los migrantes venezolanos diez años para adquirir una visa de residente.?