• Crisis Severity ?
    3.9
    0 Very low
    Very high 5
  • Impact ?
    3.7
    0 Very low
    Very high 5
  • Humanitarian Conditions ?
    4.4
    0 Very low
    Very high 5
  • Complexity ?
    3.2
    0 Very low
    Very high 5
  • Access Constraints ?
    4.0
    No constraints
    Extreme constraints

Key figures

  • 51,000,000 Total population [?]
  • 454,000 People displaced [?]
  • 7,700,000 People in Need [?]

Special Reports

31/03/2022

Resumen

28/06/2022

Cuatro años después de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el país sigue enfrentándose a múltiples retos. Al menos 7,7 millones de personas necesitan asistencia humanitaria hasta 2022. El aumento del control territorial por parte de los grupos armados -especialmente en las zonas rurales aisladas- ha intensificado el conflicto y ha aumentado las necesidades existentes. Esta escalada se ha manifestado en el aumento de asesinatos de líderes sociales, masacres, confinamientos y desplazamientos forzados, desastres naturales y la llegada de refugiados y migrantes. Los departamentos más afectados son La Guajira, Cauca, Norte de Santander, Arauca, Córdoba, Chocó, Nariño, Putumayo y Guaviare. ?

Desde 2020, se ha producido una fragmentación de los grupos armados y de los grupos de delincuencia organizada que buscan un mayor control territorial de las zonas estratégicas para llevar a cabo el narcotráfico. El aumento de la violencia -especialmente en las zonas rurales- ha generado importantes problemas de protección. Entre enero y abril de 2022, la violencia relacionada con 56 eventos de desplazamiento masivo dejó 79.000 personas desplazadas. Estas cifras representan un aumento del 300% en el número total de personas desplazadas en comparación con el primer trimestre de 2021. Los confinamientos y las restricciones a la movilidad impuestas a las comunidades por los grupos armados, las amenazas de ataques y/o las amenazas a la población y los toques de queda armados se producen en zonas que antes no estaban afectadas por el conflicto. Estas restricciones limitan el acceso seguro a la educación y la asistencia sanitaria y dificultan la recogida de agua y las actividades de subsistencia de las comunidades en las zonas afectadas. Los departamentos más afectados por el conflicto están poblados predominantemente por comunidades afrocolombianas e indígenas. Estos departamentos siguen viéndose desproporcionadamente afectados por la inseguridad. Los líderes sociales se han convertido en blanco sistemático de ataques violentos por parte de grupos armados y del crimen organizado. ?

A 2022, hay 1,8 millones de migrantes y refugiados venezolanos en Colombia. La llegada y el tránsito de millones de personas han tenido un efecto considerable sobre los servicios y los recursos. Los sistemas de salud y educación colombianos no tienen capacidad suficiente para responder a la afluencia de personas. ?

Últimos sucesos

08/07/2022

La primera temporada de lluvias (de mediados de marzo a junio) ha provocado un aumento del 17% de las catástrofes por inundaciones y deslizamientos de tierra en comparación con el mismo periodo de 2021. Entre el 1 y el 24 de junio se produjeron 173 sucesos relacionados con inundaciones y deslizamientos de tierra, que afectaron a casi 37.000 personas. Las inundaciones y los daños en las cosechas han afectado los medios de subsistencia. Las fuertes lluvias en todo el país continuarán debido al fenómeno de La Niña. ?

Acceso humanitario

03/06/2021

impedimentos elevados

Aunque Colombia sigue siendo accesible, los niveles de acceso varían en todo el país. Existen notables limitaciones en las zonas donde los grupos armados se disputan los territorios. Desde 2020, el conflicto armado se ha intensificado, provocando desplazamientos y confinamientos internos, dificultando las operaciones humanitarias y restringiendo el acceso de la población afectada a los servicios y la asistencia. Las misiones médicas han sido interceptadas y/o detenidas por los grupos armados, impidiéndoles el acceso a las poblaciones necesitadas.

Los migrantes y refugiados venezolanos suelen ser víctimas de la violencia cuando cruzan las fronteras controladas por grupos armados o cuando viajan por zonas afectadas por el conflicto. Se enfrentan a barreras burocráticas adicionales para acceder a la asistencia. Desde enero de 2021, las fuertes lluvias que provocan inundaciones, deslizamientos de tierra, bloqueos de carreteras y daños en las infraestructuras básicas han afectado a los departamentos de Chocó, Antioquia, Arauca, Bolívar y La Guajira, así como a los archipiélagos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Algunas zonas remotas de Colombia son de difícil acceso debido a las limitadas o inexistentes infraestructuras de transporte.

Más información en el último Informe de ACAPS sobre Acceso Humanitario

Risk

The intensification of armed conflict on both sides of the Colombian-Venezuelan border and in Venezuela increases the number of internally displaced Colombians and Venezuelans in Colombia needing assistance Latest update: 27/03/2022

Probability

Highly unlikely Somewhat likely Highly likely

Impact

Very low Moderate Major

RATIONALE

The demobilisation and subsequent withdrawal from the Colombian-Venezuelan border of the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC-EP) following the 2016 peace agreement strengthened other armed groups, mainly the National Liberation Army (ELN) and FARC-EP dissidents, in Colombia and Venezuela border departments.?

Strict COVID-19 prevention measures imposed in 2020, including mobility restrictions, reduced drug-trafficking income for armed groups in Colombia.? The reduction pushed the groups to revert to other illegal markets, including human smuggling and trafficking, increasing their armed activity along the border.? The armed conflict, previously essentially limited to Colombia, started acquiring a cross-border characteristic in 2020, with increasingly regular clashes on both Colombia and Venezuela sides. Disputes between armed groups on the Venezuelan side of the border also began in January 2022. The ELN and FARC-EP dissidents had a non-aggression and territorial division agreement. The alleged assassination of some leaders of the FARC-EP dissidents by ELN forces in December 2021 broke this agreement and marked the beginning of the fight for territorial control and expansion.?

Since the beginning of 2022, the Venezuelan army has also been responding to attempts by FARC-EP dissidents to expand their territory along the border.? In the past, the ELN and the FARC-EP dissident group known as La Segunda Marquetalia could continue their activity without the intervention of the Venezuelan army.? The emergence of new dissident groups, such as the 10th Front, has prompted the Venezuelan army to respond militarily.?

The new conflict dynamics show a marked deterioration of the conflict situation at the Colombia-Venezuela border and a risk of further conflict expansion and intensification in some areas in Venezuela. The lack of diplomatic relations between Colombia and Venezuela, which got severed in 2019, aggravates this situation.?

IMPACT

These conflict dynamics are expected to result in insecurity and violence against civilians on both sides of the border. In January, clashes in the area between Apure (Venezuela) and Arauca (Colombia) killed at least 61 people and displaced over 1,800 Colombians and 370 Venezuelans.?

In other border departments, such as Vichada, conflict displaced more than 1,200 Venezuelan citizens to the other side of the border between 10 January and 10 March.? Landmine accidents have killed at least eight people in Venezuela in 2022.?

The intensification of violence in Venezuela will likely increase cross-border displacement, as the humanitarian crisis in Venezuela makes it difficult for IDPs to get assistance. The planting of landmines on Venezuelan territory will likely increase civilian casualties. Increased armed group presence may also lead to the confinement of communities. The targeted assassination of civilians can be expected to increase, as armed groups assume that those who do not support them are allied with their enemies.?

Previous cross-border displacements saw a lack of food, shelter, and sanitation facilities, and education and health services were nearly impossible to obtain.? The cross-border nature of the conflict means there is little clarity regarding who should respond to these displacements, and there are serious limitations to humanitarian response in Venezuela.?

Read this risk

PRIORIDADES CLAVE

22/02/2022

Protección: el continuo conflicto -sobre todo en las zonas rurales y fronterizas- ha provocado un aumento de las amenazas contra la población civil, los desplazamientos, los confinamientos, la violencia sexual y de género y el reclutamiento forzoso. Las masacres y los asesinatos selectivos de líderes sociales y defensores de los derechos humanos han aumentado en 2021. Los departamentos de mayor preocupación son Chocó, Antioquia, Córdoba, Cauca, Norte de Santander, Arauca, Putumayo y Nariño. ?  

Seguridad alimentaria: al menos 7.354.034 personas en Colombia necesitan asistencia alimentaria, especialmente en las zonas más afectadas por el conflicto armado y las amenazas naturales. La actividad de los grupos armados ha restringido el acceso a la tierra, afectando la producción agrícola, así como el acceso y la disponibilidad de alimentos. ?

Salud: al menos 3,1 millones de personas en Colombia necesitan asistencia sanitaria en 2021. Las infraestructuras y la capacidad de respuesta a nivel nacional son limitadas, especialmente en las zonas fronterizas y en las afectadas por el conflicto armado. ?

Refugio y NFIs: durante los desplazamientos masivos, la gente se refugia en hogares familiares, casas comunales, escuelas y otras instalaciones improvisadas. Estas estructuras e instalaciones a menudo se enfrentan al hacinamiento y a la falta de saneamiento básico. La necesidad de refugio también es necesaria para los migrantes y refugiados venezolanos. ?

WASH: hay al menos 4,6 millones de personas que necesitan WASH en Colombia. Los departamentos de Arauca, Norte de Santander, La Guajira y Nariño son algunos de los más afectados por la falta de agua y alcantarillado, que también afecta a un gran número de migrantes venezolanos, por ser regiones fronterizas con Venezuela. La Guajira es una de las regiones con menor acceso al agua, saneamiento e higiene; como consecuencia de las sequías y la falta de acueductos, sólo el 21,1% de las personas tiene acceso al agua y el 11,8% al servicio de alcantarillado. La necesidad de alimentos también se ve afectada por el impacto de la falta de agua para el riego de los cultivos. ?

Acuerdo de paz: cinco años después

06/12/2021

Tras la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), el 24 de noviembre de 2016, el conflicto en el país no ha cesado. ? Este año se cumplen cinco años de la firma del Acuerdo, pero el desplazamiento masivo ha ido en aumento. Solo entre julio y septiembre, más de 15.644 personas han sido desplazadas en 21 eventos de desplazamiento masivo -un aumento del 107% sobre el total de 2020 de 7.542 personas desplazadas durante los mismos meses. ? De enero a noviembre de 2021, se reportaron al menos 68.325 personas desplazadas en 153 eventos masivos - el doble del total reportado para todo el año 2020. ? Hasta el 15 de noviembre de 2021, se han reportado 88 masacres, con 313 personas asesinadas hasta septiembre -un aumento del 9% en comparación con el mismo período del año pasado. ?

El recrudecimiento del conflicto armado y la falta de presencia estatal afectan principalmente a los departamentos de Antioquia, Bolívar, Cauca, Chocó, Córdoba, Nariño y Putumayo. ? Continúan los enfrentamientos entre grupos armados por el control territorial de zonas de importancia estratégica y rutas para el narcotráfico y otras economías irregulares. ? Los grupos de población más afectados son las mujeres, los niños, los pueblos indígenas, los afrocolombianos y los líderes sociales. ? Los grupos armados buscan el control territorial y amenazan a los grupos afrocolombianos e indígenas que se gobiernan de forma autónoma y defienden sus territorios. Las personas que se oponen a la actividad de los grupos armados suelen ser intimidadas, amenazadas o perseguidas.

El incumplimiento de algunos puntos del Acuerdo (como la seguridad y la reinserción de los excombatientes y la restitución de tierras) ha cambiado la dinámica del conflicto armado ? y ha provocado el regreso del 2% al 7% de los 13.000 excombatientes desmovilizados a nuevos grupos armados, así como el fortalecimiento y el control territorial de los grupos armados existentes (como AGC y ELN) en las antiguas zonas controladas por las FARC-EP. ? El limitado cumplimiento del punto del Acuerdo sobre el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS), que busca erradicar la producción de drogas, ha permitido la resiembra de cultivos ilícitos y el fortalecimiento de los grupos criminales. ?

Actualmente, ACAPS forma parte del consorcio MIRE, que se centra en proporcionar análisis y asistencia humanitaria a las poblaciones necesitadas a través de funcionarios presentes en los departamentos afectados por el conflicto. Nuestros analistas siguen diariamente la situación humanitaria derivada del conflicto armado en Colombia.

FLUJOS MIGRATORIOS EN LA FRONTERA COLOMBO-PANAMEÑA

05/10/2021

El municipio de Necoclí (departamento de Antioquia), ubicado en el Golfo de Urabá, es una de las principales rutas de cruce de migrantes hacia Panamá, principalmente desde Sudamérica y Centroamérica. Desde mediados de 2020, el flujo de migrantes ha crecido significativamente debido al impacto socioeconómico del COVID-19 en los países de América Latina. El número diario de migrantes que llegan a Necoclí oscila entre 800 y 1.200 en los últimos meses.

El 9 de agosto de 2021, los gobiernos colombiano y panameño acordaron un cupo de un máximo de 650 migrantes diarios para cruzar la frontera. Como resultado, hasta el 30 de septiembre, unos 20.000 migrantes se encuentran retenidos en Necoclí. ?

La población migrante, en su mayoría venezolanos, haitianos, africanos y cubanos, está viviendo en toda la ciudad en campamentos improvisados que carecen de infraestructura e instalaciones de agua y saneamiento, alimentos y artículos de primera necesidad. La situación ha puesto en riesgo las capacidades del Hospital San Sebastián de Necoclí, donde cada día entre 50 y 60 migrantes (la mayoría mujeres embarazadas y niños) son atendidos para recibir asistencia de emergencia. La limitación de los recursos financieros y de personal médico pone en peligro el acceso a los medicamentos, la atención prioritaria y el tratamiento de las enfermedades crónicas tanto de la población migrante como de la comunidad de acogida. ?

BRECHAS INFORMATIVAS

14/07/2022

La violencia se ha normalizado y se produce con impunidad lo que provoca un subregistro. El desplazamiento interno está subregistrado, debido a las amenazas de los grupos armados contra los desplazados y los funcionarios que participan en el registro. El alcance y la naturaleza del confinamiento son extremadamente difíciles de cuantificar y caracterizar. En consecuencia, las cifras de la población afectada tienden a estar subregistradas y la respuesta es difícil o se retrasa. 

RIESGOS NATURALES

14/07/2022

Colombia es propensa a frecuentes desastres naturales. La temporada de lluvias (mayo-noviembre) suele provocar el desbordamiento de los ríos, lo que conlleva el bloqueo de carreteras, la limitación de las actividades agrícolas y el daño de los cultivos, así como de las viviendas, las escuelas y otras infraestructuras. ?

Durante la estación seca, los incendios forestales son frecuentes y a menudo destruyen grandes hectáreas de bosque y restringen el acceso a los cultivos, lo que provoca inseguridad alimentaria y problemas de salud.