• Crisis Severity ?
    3.8
    0 Very low
    Very high 5
  • Impact ?
    4.2
    0 Very low
    Very high 5
  • Humanitarian Conditions ?
    3.7
    0 Very low
    Very high 5
  • Complexity ?
    3.8
    0 Very low
    Very high 5
  • Access Constraints ?
    3.0
    No constraints
    Extreme constraints

Key figures

  • 50,300,000 Total population [?]
  • 4,507,000 People displaced [?]
  • 3,763,000 People in Need [?]

Special Reports

21/01/2021

Resumen

03/06/2021

Cuatro años después de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el país sigue enfrentándose a múltiples retos. Al menos 6,7 millones de personas necesitan asistencia humanitaria hasta 2021. El aumento del control territorial por parte de los grupos armados -especialmente en las zonas rurales aisladas- ha intensificado el conflicto y ha aumentado las necesidades existentes. Esta escalada se ha manifestado en el aumento de asesinatos de líderes sociales, masacres, confinamientos y desplazamientos forzados, desastres naturales y la llegada de refugiados y migrantes. Los departamentos más afectados son La Guajira, Cauca, Norte de Santander, Arauca, Córdoba, Chocó, Nariño, Putumayo y Guaviare. ?

Desde el año 2020 se ha producido una fragmentación de los grupos armados y del crimen organizado que buscan un mayor control territorial de zonas estratégicas para realizar el narcotráfico. El aumento de la violencia -especialmente en las zonas rurales- ha generado importantes problemas de protección. Entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2021, la violencia relacionada con 65 eventos de desplazamiento masivo dejó 27.435 personas desplazadas. Estas cifras representan un aumento del 96% en los eventos de desplazamiento masivo y un aumento del 177% en el número total de personas desplazadas en comparación con el primer trimestre de 2020. Los confinamientos y las restricciones a la movilidad impuestas a las comunidades por los grupos armados, las amenazas de ataques y/o las amenazas a la población, y los toques de queda armados se producen en zonas que antes no estaban afectadas por el conflicto. Estas restricciones limitan el acceso seguro a la educación y a la asistencia sanitaria, y dificultan la recogida de agua y las actividades de subsistencia de las comunidades de las zonas afectadas. Los departamentos más afectados por el conflicto están poblados predominantemente por comunidades afrocolombianas e indígenas. Estos departamentos siguen viéndose desproporcionadamente afectados por la inseguridad. Los líderes sociales se han convertido en blanco sistemático de ataques violentos por parte de grupos armados y del crimen organizado.?

En 2021 hay 1,7 millones de migrantes y refugiados venezolanos en Colombia. Se estima que para finales de año residirán en Colombia dos millones de venezolanos y se espera que 980.00 colombianos regresen de Venezuela. La llegada y el tránsito de millones de personas han tenido un efecto considerable en los servicios y recursos. Los sistemas de salud y educación colombianos no tienen capacidad suficiente para responder a la afluencia de personas.?

 

Últimos sucesos

20/08/2021

No hay acontecimientos humanitarios recientes significativos. Esta crisis está siendo monitoreada por nuestro equipo de análisis. 

Acceso humanitario

03/06/2021

impedimentos elevados

Aunque Colombia sigue siendo accesible, los niveles de acceso varían en todo el país. Existen notables limitaciones en las zonas donde los grupos armados se disputan los territorios. Desde 2020, el conflicto armado se ha intensificado, provocando desplazamientos y confinamientos internos, dificultando las operaciones humanitarias y restringiendo el acceso de la población afectada a los servicios y la asistencia. Las misiones médicas han sido interceptadas y/o detenidas por los grupos armados, impidiéndoles el acceso a las poblaciones necesitadas.

Los migrantes y refugiados venezolanos suelen ser víctimas de la violencia cuando cruzan las fronteras controladas por grupos armados o cuando viajan por zonas afectadas por el conflicto. Se enfrentan a barreras burocráticas adicionales para acceder a la asistencia. Desde enero de 2021, las fuertes lluvias que provocan inundaciones, deslizamientos de tierra, bloqueos de carreteras y daños en las infraestructuras básicas han afectado a los departamentos de Chocó, Antioquia, Arauca, Bolívar y La Guajira, así como a los archipiélagos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Algunas zonas remotas de Colombia son de difícil acceso debido a las limitadas o inexistentes infraestructuras de transporte.

Más información en el último Informe de ACAPS sobre Acceso Humanitario

Risk

Significant escalation of conflict leads to increased displacement, attacks in urban areas, and reduced humanitarian access, as well as a spike in the number of confinement events and attacks on social leaders Latest update: 04/04/2021

Probability

Highly unlikely Somewhat likely Highly likely

Impact

Very low Moderate Major

Risk rationale

Following the demobilisation of the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC-EP), many non-state armed groups in Colombia have fragmented and created new alliances. New armed groups have emerged along the border with Venezuela in areas such as Catatumbo, and along main narcotrafficking routes including northern Antioquia, Choco, and the wider Pacific Coast region. Fighting for territorial control and control over irregular economies such as drug production and trafficking has intensified. The presence and involvement of Mexican drug cartels in alliances and rivalries add further complexity to the conflict.? Since the beginning of the COVID-19 pandemic, state presence in some areas has further weakened. Armed groups have begun to take advantage of national containment measures to impose their own measures and exercise social control over civilians, especially in conflict-affected regions.? Under the pretext of containing the spread of the virus, armed groups have imposed highly restrictive and illegal COVID-19 prevention measures such as business closures, roadblocks, checkpoints, curfews, and quarantines in at least 11 of Colombia’s 32 departments. This is facilitated by the scarce institutional presence in some regions of the country.?

There is a risk of significant conflict escalation as state security forces lack capacity and presence, and armed groups are taking advantage of or are imposing containment measures to consolidate control over disputed areas, including areas previously controlled by the FARC-EP. The escalation is likely to manifest in conflict spreading to urban areas, where armed groups have formed alliances with urban criminal groups. Armedgroups have started using social media more frequently for online recruitment, especially of young men and women who have lost their jobs because of the pandemic. The recruitment of new members would increase armed groups’ capacity to carry out attacks in urban areas.? Escalation of conflict could also lead to a spillover into Venezuela, as various armed groups already have control over areas at the Colombia-Venezuela border.?

Significant conflict escalation would become more likely should financial constraints, aggravated by COVID-19, render Colombia unable to reduce violence and inequality as per the 2016 peace agreement, resulting in armed groups taking advantage of the situation to organise attacks and expand territorial control.

Risk impact

Multiple humanitarian consequences are likely in the event of conflict escalation, especially if coupled with the extension of COVID-19 containment measures, such as mobility restrictions and prolonged states of emergency in some areas of the country. Limited freedom of movement and the state of emergency are already translating into reduced service provision and reduced humanitarian presence. Fighting is likely to negatively impact humanitarian access in the affected areas.

If armed group activity against civilians increases both in rural and urban areas, this will result in targeted attacks on social leaders, human rights activists, and teachers; massacres; and increased confrontations between rival armed groups for territorial control or confrontations between armed groups and state forces.? Clashes between armed groups over territorial disputes will generate displacement. While this mostly affects Colombian communities, Venezuelan refugees and migrants have also been victims of threats and displacement, and will be increasingly exposed to both.?

Significant conflict escalation would likely lead to further confinement of civilian populations, increased presence of antipersonnel mines, and threats or attacks against members of communities living in conflict-affected areas, such as farmers, indigenous people, and Afro-Colombian communities. Demobilised members of the National Liberation Army (ELN) and/or the FARC-EP are at high risk of targeted attacks.?

Read the full Global Risk Analysis here.

Read this risk

PRIORIDADES CLAVE

03/06/2021

Protección: la continuación del conflicto -sobre todo en las zonas rurales y fronterizas- ha provocado un aumento de las amenazas contra la población civil, el desplazamiento, el confinamiento, la violencia sexual y de género y el reclutamiento forzoso. Las masacres y los asesinatos selectivos de líderes sociales y defensores de los derechos humanos han aumentado en 2021. Los departamentos más preocupantes son Chocó, Antioquia, Córdoba, Cauca, Norte de Santander, Arauca, Putumayo y Nariño.?

Seguridad alimentaria: al menos 6,2 millones de personas en Colombia necesitan ayuda alimentaria, especialmente en las zonas más afectadas por el conflicto armado y las amenazas naturales. Los grupos armados han afectado a la producción agrícola, así como al acceso y la disponibilidad de alimentos.?

Salud: al menos 6,1 millones de personas en Colombia necesitan asistencia sanitaria en 2021. La infraestructura y la capacidad de respuesta a nivel nacional se enfrentan a limitaciones, especialmente en las zonas fronterizas y en las zonas afectadas por el conflicto armado.?

Refugio y Artículos no alimentarios: durante los desplazamientos masivos, la gente se refugia en casas de familia, casas comunales, escuelas y otras instalaciones improvisadas. Estas estructuras e instalaciones a menudo se enfrentan al hacinamiento y a la falta de saneamiento básico. ?

PARO NACIONAL 2021

05/07/2021

Desde el 28 de abril de 2021, Colombia está experimentando una serie de protestas violentas y no violentas en todo el país, así como el uso de la fuerza por parte de la policía contra los manifestantes. Las protestas comenzaron para objetar una reforma fiscal y luego se ampliaron para incluir muchas otras demandas de reforma. Los manifestantes también denuncian el uso excesivo de la fuerza en la respuesta a las manifestaciones y las condiciones de pobreza y desigualdad en el país. El 1 de junio, la Procuraduría General de la República informó de 111 personas desaparecidas y al menos 47 muertas. El 2 de junio continuaban las protestas. También se ha informado de ataques a ambulancias y misiones médicas. Algunas misiones humanitarias en el departamento de Auraca se han suspendido debido a las limitaciones de acceso. Los bloqueos de carreteras han provocado escasez de productos básicos en algunas ciudades y pueblos, especialmente en Bogotá, Cali y el departamento de Boyacá, ya que el transporte de alimentos y medicinas se ha ralentizado. ?

IMPACTO DE LA COVID-19

03/06/2021

La seguridad alimentaria en Colombia se está convirtiendo en una prioridad crítica de la actual respuesta humanitaria. Las medidas gubernamentales para contener la pandemia de COVID-19 han provocado una reducción de los ingresos y un aumento de la vulnerabilidad económica de muchas comunidades. Estas medidas afectan principalmente a los trabajadores informales y a las familias de bajos ingresos de las zonas urbanas y rurales. En 2020, el 42,5% de los colombianos vivían en la pobreza monetaria, un aumento del 6,8% con respecto a 2019. Los medios de vida de muchos hogares se han visto afectados, y estas personas se enfrentan a limitaciones para acceder a los alimentos. El Programa Mundial de Alimentos estima que siete millones de personas están potencialmente en situación de inseguridad alimentaria, el doble de lo previsto antes de la COVID-19. Se calcula que 4,6 millones de personas sufrirán inseguridad alimentaria moderada en 2021, y que otros 2,4 millones sufrirán inseguridad alimentaria grave. Los departamentos con el mayor número de personas afectadas (Antioquia, Córdoba, Caquetá, Chocó, Nariño, Norte de Santander, Cauca y Valle del Cauca) están siendo priorizados para la respuesta humanitaria.?

El conflicto también sigue siendo una preocupación importante en todo el país. Los grupos armados se están aprovechando de la pandemia del COVID-19 y están intensificando sus actividades, lo que provoca un aumento del confinamiento, el desplazamiento forzado y la reducción del acceso humanitario.?

Más información sobre el impacto global de la COVID'19 aquí

RIESGOS NATURALES

03/06/2021

Colombia es propensa a frecuentes desastres naturales. La temporada de lluvias (mayo-noviembre) suele provocar el desbordamiento de los ríos, lo que conlleva el bloqueo de carreteras, la limitación de las actividades agrícolas y el daño de los cultivos, así como de las viviendas, las escuelas y otras infraestructuras.?

En noviembre-diciembre de 2020, el huracán Iota y las fuertes lluvias causadas por La Niña afectaron a casi 303.000 personas en 13 departamentos.?

Durante la estación seca, los incendios forestales son frecuentes y a menudo destruyen grandes hectáreas de bosque y restringen el acceso a los cultivos, lo que provoca inseguridad alimentaria y problemas de salud.

BRECHAS INFORMATIVAS

25/06/2021

La violencia se ha normalizado y se produce con impunidad lo que provoca un subregistro. El desplazamiento interno está subregistrado, debido a las amenazas de los grupos armados contra los desplazados y los funcionarios que participan en el registro. El alcance y la naturaleza del confinamiento son extremadamente difíciles de cuantificar y caracterizar. En consecuencia, las cifras de la población afectada tienden a estar subregistradas y la respuesta es difícil o se retrasa.